La cara no es el espejo del alma

LE BRUN, Charles. Láminas extraidas de su libro Liure de portraiture pour ceux qui commencent à dessiner. París, ca. 1700.

Las teorías que relacionan el aspecto de las personas con su personalidad son tan antiguas como la civilización, pero a partir de la Edad Moderna llegaron a desarrollarse como una pseudociencia, la Fisiognomía o Fisiognómica. Aunque parezca divertido comparar los rostros de personas con animales, o tratar de adivinar los pensamientos que se esconden tras los gestos, esta idea es intrínsecamente peligrosa. El análisis fisiognómico y la frenología se han utilizado como pruebas inculpatorias en juicios, y sirven de pretexto a los racismos más violentos.

Fuente: Gallica

Letra «I», frutas y flores

Missale secundum consuetudinem almae ecclesiae Toletanae, volumen 7, hacia 1503-1518.

Esta maravillosa letra «I» adornada, es solo uno de miles de elementos decorativos que pueden encontrase en los siete tomos del manuscrito iluminado, conocido como Misal rico del cardenal Cisneros. Sorprende especialmente la decoración en zig-zag del asta, por su alienígena combinación de elementos abstractos y orgánicos.

Fuente: Biblioteca Digital Hispánica